101 veces visto

“El café, además de ser un proyecto de arraigo familiar, es un proyecto de paz para Colombia”, Gildardo Monroy Guerrero, Director Ejecutivo del Comité Departamental de Cafeteros del Tolima, durante su intervención en la Asamblea Departamental.

Ibagué, mayo 13, 2020 – En la mañana de este miércoles 13 de abril se llevó a cabo de forma virtual, una jornada de socialización y construcción del Plan de Desarrollo Departamental del Tolima 2020 – 2024.

En el evento, que se desarrolló por videoconferencia, el cual fue convocado por la Asamblea del Tolima y su presidente, el ingeniero Alejandro Martínez, participaron los gremios económicos y las instituciones regionales, con el fin de incluir detalles finales a la hoja de ruta que implementará el Gobierno Departamental durante los próximos cuatro años.

Un llamado a la unión del sector público y privado para contribuir al bienestar de las más de 61 mil familias caficultoras del Tolima, fue el que hizo el Director Ejecutivo del Comité Departamental de Cafeteros, Gildardo Monroy Guerrero, ante los asambleístas durante su intervención.

“Hoy producimos el 12,8% de la producción nacional, el Huila estuvo muy por debajo de nosotros, pero gracias al apoyo de cuatro administraciones departamentales, con asistencia técnica y la promoción de cafés especiales, lograron ser el primer departamento productor del país. En el Tolima también lo hemos hecho, pero nos falta.

“Cauca nos viene siguiendo en temas de productividad, ese departamento está haciendo un trabajo muy fuerte de la mano con el Gobierno Departamental en el establecimiento de una cultura cafetera. Vienen creciendo enormemente y ahí está nuestro reto, seguir creciendo para el bien de los caficultores de nuestro Departamento”, aseguró Monroy.

En el mismo sentido, el vocero de la institucionalidad cafetera enfatizó en la responsabilidad de suplirle a los productores necesidades como seguridad, accesibilidad, conectividad, tecnificación y servicios, en un trabajo conjunto con el sector público.

“Durante 2019 invertimos $5.079.965.140 para la renovación de cafetales, $2.200 millones en nuevas siembras, $512 millones en la construcción de beneficiaderos ecológicos; gestionamos $2.605 millones ante diferentes organizaciones para desarrollar proyectos que lleven al fortalecimiento del sector, pero además, invertimos $4.428.573.611 para el mantenimiento de mil kilómetros de vías terciarias y la construcción de 4.760 metros lineales de cintas huellas, y para empalme generacional y conservación del medio ambiente, administramos $3.109 millones”, socializó el Ejecutivo.

Monroy añadió: “Reconocemos que las obras de infraestructura que desarrollamos en el pasado ya no nos corresponde, ahora nos enfocamos en la competitividad del caficultor, dentro de su finca. Pero somos conscientes de que si las familias no cuentan con vías de acceso, su competitividad se verá limitada, por eso lo seguimos desarrollando. Si logramos librarnos de ese tipo de inversión, como lo ha planteado el gobernador Ricardo Orozco, podremos enfocarnos en lo que nos concierne, que es calidad y rentabilidad”.

 

Café y Plan de Desarrollo

Durante la socialización, el Director Ejecutivo del Comité Tolima exaltó la importancia en la ejecución de los cuatro ejes establecidos en el Plan de Desarrollo, para el beneficio de las familias caficultoras del Departamento. Estos son asociatividad, renovación, nuevas siembras e infraestructura productiva.

“Estamos de acuerdo con los pilares del Plan de Desarrollo porque vemos planteadas soluciones a las principales necesidades del sector agropecuario del Tolima, y, sobre todo, son alternativas que van alineadas los programas y las políticas del gremio caficultor.

“Resaltamos en el Plan de Desarrollo el eje de la asociatividad y su fortalecimiento. Por otra parte, buscamos renovar 40 mil hectáreas de café durante el cuatrienio, para ello, necesitamos brindarle un apoyo económico a los caficultores con recursos, que van entre un millón y tres millones de pesos”, sostuvo Monroy.

 

Proyectos a futuro

De igual forma, el representante de la institucionalidad cafetera socializó ante los diputados lo que sería el trabajo en conjunto entre la FNC-Comité Tolima y la Gobernación para impulsar la caficultura tolimense, “le estructuramos al Gobierno Departamental un proyecto por 50 mil millones de pesos para la renovación, la construcción de infraestructura que ayude a reducir el impacto en los procesos productivos de café, entre otros componentes. También le presentamos un proyecto por 350 millones de pesos para la aplicación de tecnología durante la recolección en época de cosecha y mitigar la limitación de la mano de obra por circunstancias adversas como las que vivimos en la actualidad, esperamos que estos queden incluidos en el Plan de Desarrollo”.

Para finalizar su intervención, el Director Ejecutivo presentó ante los asambleístas las medidas tomadas por la institucionalidad, para enfrentar la actual situación como lo es el establecimiento del Protocolo Covid-19 de la FNC, documento avalado por el Gobierno Nacional, que brinda lineamientos de autoprotección en las empresas cafeteras, para salvaguardar la salud de TODOS.

 

Trabajo en conjunto por el bien del caficultor

El diputado Luis Fernando Lombo también le hizo el llamado al Gobierno Departamental para que una esfuerzos con el Comité Tolima y trabaje de forma conjunta, para plantear estrategias que le permita crecer más al sector caficultor en el Tolima, no solo en temas de competitividad.

“Desde mi óptica como diputado quiero ayudar a fortalecer el programa de cafés especiales y la caficultura en general. Tenemos que consolidar el café primero en nuestro Departamento con tecnificación. Cambiando de tema quiero manifestar que en muchas ocasiones el Comité ha trabajado de la mano con la Gobernación en obras de infraestructura, esa es una herramienta válida que hay que seguir desarrollando, porque el Comité tiene la maquinaria y el personal capaz para llevarlo a cabo y los recursos rinden”, finalizó Lombo.

 

Dato

El estimado del valor de la cosecha de café en el 2020, es de 1,6 billones de pesos para el Tolima.