287 veces visto

El trabajo de los líderes gremiales por sus caficultores en el Tolima no se detiene

Los integrantes de los 28 Comités Municipales de Cafeteros conformados en el Tolima se las ingenian para reunirse en medio del aislamiento, sin descuidar el trabajo en sus fincas.

Ibagué, Jueves 25 de junio de 2020. Este viernes 26 de junio, con ocasión de la celebración del Día Nacional del Café, tendrá lugar la séptima sesión virtual del Comité Departamental de Cafeteros del Tolima, desde que se decretara el aislamiento obligatorio en el país por cuenta del Covid-19, el pasado mes de marzo.

Así como el trabajo de los colaboradores de la Federación de Cafeteros no han cesado, sino que ha debido ajustarse a la  nueva realidad de realizarlo desde casa, tampoco se ha detenido la labor de los 348 representantes gremiales, elegidos democráticamente hace dos años, para ser los voceros de los productores en el gremio cafetero, como integrantes de 28 Comités Municipales en el Tolima (336) y un Comité Departamental (12).

Superando las dificultades de conectividad comunes a la mayoría de la zona rural cafetera colombiana, que les implica incluso en ocasiones desplazarse hasta otras fincas, el casco urbano del municipio o enlazar múltiples llamadas por celular, los representantes gremiales continúan reuniéndose virtualmente para discutir las prioridades de las comunidades cafeteras y hacer frente a un nuevo asunto que se ‘coló’ a la brava en la agenda de sus sesiones: el Covid-19.

Para Primitivo Espitia, productor del municipio de Dolores y actual Presidente del Comité de Cafeteros del Tolima,  en esencia la dinámica se mantiene, lo único que ha cambiado es la forma, pues las reuniones no pueden llevarse a cabo presencialmente, como era costumbre, en la ciudad de Ibagué.

Según el Presidente del Comité del Tolima, el trabajo es normal, ya que las reuniones periódicas se han continuado realizando, solo que virtualmente. Durante ellas se sigue el respectivo orden del día, los funcionarios del Comité Tolima, en cabeza de su Director Ejecutivo, hacen sus presentaciones y consideraciones y las principales decisiones se discuten y someten a votación. “Es una nueva visión del mundo, de la vida. Ya teníamos las herramientas desde hace mucho tiempo, porque la tecnología ha avanzado y pues en este momento se presenta la oportunidad para poner a prueba este tipo de retos”, aseguró Primitivo Espitia.

De otra parte, de acuerdo con Paola Bonilla, Coordinadora Gremial del Comité de Cafeteros del Tolima, está establecido que los Comités Municipales (que en el Tolima son 28) sesionen mensualmente para abordar temas relacionados con la dinámica cafetera de sus localidades. En dichas reuniones se presentan propuestas, inquietudes e iniciativas que propenden por el bienestar de las familias cafeteras.

La Coordinadora Gremial afirmó que a pesar de la pandemia, el trabajo de los líderes no se ha detenido y que las reuniones pasaron de ser presenciales a virtuales. Del 24 de marzo a la fecha (incluyendo las sesiones programadas para el mes de junio), se han realizado 50 encuentros de carácter ordinario, en su mayoría, a través de llamadas telefónicas. “Ha sido un reto, pero se evidencia la capacidad de los caficultores para adaptarse. El tema de conectividad no ha sido sencillo, sin embargo, nuestra dirigencia busca la forma y destina de su tiempo para aportar a la institucionalidad. Algunos tienen que ir a buscar un punto más lejos de su casa, donde haya cobertura de señal; otros líderes van a la finca vecina para poder conectarse. Para ellos no hay excusa, solo el interés por continuar con su ejercicio gremial”, indicó.

Paola Bonilla señaló que mientras se retorna a la normalidad, se continuará trabajando con los representantes gremiales, buscando formas y alternativas para comunicarse y conectarse, que permitan proponer y gestionar acciones para los productores del grano, así como para transmitirles mensajes de esperanza, solidaridad y fuerza.

Vale la pena destacar, que en este ejercicio de convocatoria, logística y posterior elaboración del acta que sintetiza la principales decisiones de la reunión, resulta fundamental el papel que desempeñan los secretarios de los Comités Municipales, labor ejercida por extensionistas y/o Coordinadores Seccionales.

Por su parte, para Alexánder Sicachá, integrante del Comité Municipal de Palocabildo, al norte del departamento, además de continuar con sus funciones como representante gremial, este período ha sido un buen tiempo para reflexionar sobre la importancia de ser cafeteros.

El productor de la vereda Pavas, de Palocabildo, reconoce que se ha hecho un esfuerzo importante para superar las dificultades derivadas del Covid-19, y gracias a ello, las tareas al interior del Comité Municipal se han llevado a cabo. Así mismo, con orgullo reconoce que actualmente los cafeteros “somos privilegiados”, sobre otras actividades e incluso, productos. “En este momento todos nos envidian, todo el mundo quisiera tener café. Somos privilegiados porque esta tragedia no nos afecta en cuanto al trabajo, porque podemos seguir produciendo. A diferencia de otros cultivos o productos que llegan a abastos con restricciones, o se bajan los precios. Nosotros somos privilegiados, digo yo”, concluyó el cafetero.

Mujer, orgullosamente cafetera

Desde el corregimiento de La Marina, en Chaparral, Sirley Rojas, representante del Comité Municipal, a pesar de los inconvenientes que puedan presentársele por cuenta de la conectividad, fiel a su cargo de líder cafetera elegida democráticamente, esta mujer mantiene el contacto permanente con los productores y sirve de puente entre ellos y el Servicio de Extensión Rural.

“Así no sea presencialmente, pero el compromiso siempre como representantes que fuimos elegidos para cada uno de los corregimientos, de los sectores, es estar pendientes de los caficultores, de la comunidad, de qué necesitan. Estar en contacto y en ayuda de todos para que todo salga bien”, indicó Sirley Rojas.

Como mujer, es consciente de la enorme responsabilidad de representar a todas esas caficultoras, cabezas de hogar, por ejemplo de La Marina, que como ella misma señaló, no cuentan con un esposo, pero sí con una empresa cafetera muy bonita, que les ha permitido salir adelante.

“Las mujeres cafeteras somos fundamentales porque nosotras somos las que estamos al cuidado del café, pendientes de la despulpada, de la secada (…) para que cuando lo vayamos a vender esté lo más hermoso que sea. Bendito sea el Señor, vivimos del café y esto nos ha dado a nosotros para la educación de nuestros hijos, para nosotras mismas, para poder crecer como mujeres”, puntualizó la representante.

Finalmente, Sirley Rojas aprovechó para reafirmar su orgullo por ser cafetera y a la vez agradecer a la Federación de Cafeteros-Comité Tolima, por el impulso que ha brindado a las mujeres para que formen parte de la dirigencia gremial. “Gracias, porque nos han dado esa oportunidad de que nosotras las mujeres seamos líderes cafeteras. Nos han dado un espacio para poder mostrar que podemos salir adelante y que somos capaces de luchar”, enfatizó.

Reuniones con la dirigencia nacional

Desde que Roberto Vélez Vallejo asumió la Gerencia General de la Federación Nacional de Cafeteros ha tenido como consigna mantener escenarios de acercamiento e intercambio directo con los productores y es por eso que se diseñó el espacio Conversemos con el Gerente, donde se reúne con ellos, los escucha y da respuesta a sus inquietudes.

El aislamiento derivado del Covid-19 no ha sido impedimento para que estas citas continúen: el 2 de abril se llevó a cabo el primer Conversemos Nacional Virtual, con la presencia de los representantes de los Comités Departamentales y la experiencia se replicó virtualmente el 7 de mayo con los Comités Municipales.

Aparte del nuevo asunto en la agenda de todo el mundo, denominado Covid-19 y la necesidad urgente de evitar su propagación, los temas que preocupan a los productores no han cambiado: altos costos de los insumos, escasez de mano de obra para la recolección, volatilidad del precio del café, mal estado de las vías, conectividad, etc. Y fueron precisamente esos los que se le expusieron al Gerente General de FNC, por parte de los representantes de los caficultores.

Rafael Monsalve es caficultor de Rovira e integrante del Comité Municipal, quien luego de ese encuentro del 7 de mayo lo valoró, calificándolo como “muy bueno”. “Fue una conversación muy amena, en la que utilizamos los medios tecnológicos para poder seguir conversando y llevando todas nuestras inquietudes como familia caficultura. Fue muy buena porque podemos seguir trabajando sin la necesidad de estar presencialmente, sino desde la distancia, utilizando toda la tecnología que existe en el mundo”, concluyó.

Finalmente, Gildardo Monroy Guerrero, Director Ejecutivo del Comité de Cafeteros del Tolima, exaltó la labor de la dirigencia gremial del Departamento, que no ha bajado la guardia durante estos meses: “Los representantes gremiales, tanto del Comité Departamental, como de los Comités Municipales, además han debido responder por sus tareas como productores de café, incluso redoblando esfuerzos para lograr recolectar y comercializar la cosecha, dado que por la pandemia, ha sido menor la disponibilidad de mano de obra y de recolectores. De la misma forma estos líderes, como productores agrícolas, también han sido los responsables de producir los alimentos, para llevar a las distintas ciudades”, puntualizó.