70 veces visto
  • El apoyo de las mismas comunidades donde se han reinsertado y de empresarios comprometidos con el desarrollo social de los territorios han sido claves para que este tipo de proyectos funcionen.
  • La Federación Nacional de Cafeteros (FNC) en todo momento se ha mostrado dispuesta a poner toda su institucionalidad al servicio de proyectos de desarrollo en torno al café en zonas de posconflicto.


Bogotá, octubre 19 de 2019 (Prensa FNC) – La comercialización de café de alta calidad mediante asociaciones o cooperativas que han conformado ha facilitado a muchos ex combatientes su reincorporación a la vida civil.

Y para ello ha sido clave el apoyo de las mismas comunidades donde se han reinsertado y de empresarios comprometidos con el desarrollo social de los territorios.

Este sábado, el panel “La construcción de paz alrededor del café” permitió al público asistente a la agenda académica de Cafés de Colombia Expo 2019 familiarizarse con uno de los muchos proyectos de reincorporación basados en el café, en este caso en el sur del Tolima.

Yulieth Villa es una ex combatiente de un grupo armado irregular que junto con otros antiguos compañeros de armas conformó una asociación y ahora todos se dedican a comercializar café de alta calidad.
Para ello han contado con el apoyo de la Agencia para la Reincorporación y Normalización (ARN) del Gobierno colombiano y de una empresa comercializadora que ayuda a poner en contacto a productores y compradores.

Este esquema interinstitucional, que ha implicado la articulación de diversos actores, se ha convertido en modelo para otras regiones. “El café es una herramienta de reincorporación y recomposición del tejido social en una zona golpeada. La reconciliación y la reintegración debe ser así, que nos juntemos con todos porque es una de las salidas efectivas para no volver a caer en el conflicto que nos hizo tanto daño”, dijo uno de los participantes en el panel.

“Siempre hemos estado muy dispuestos a aportar, el trabajo conjunto ha sido vital para transformar nuestro territorio”, dijo el también habitante de la región.

Una de las empresas privadas que participa en este modelo ha ayudado incluso a dar un nuevo impulso a la certificación del café en la región como orgánico. “No solo compramos y vendemos café, construimos relaciones con los productores. El resultado ha sido tremendamente favorable y positivo, una relación muy seria, los cafés han sido excepcionales”, reconoció el empresario.

El café comercializado por la asociación de ex combatientes incluso ha logrado venderse en la cadena Costco. “La empresa privada tiene que jugar un rol de liderazgo muy participativo, jalonar estos esfuerzos”, añadió el empresario.

Yulieth insistió en la importancia de que los ex combatientes reciban oportunidades reales para reincorporarse a la sociedad. “Con la participación de diversos actores, necesitamos que nos den la oportunidad. Nosotros queremos dar una nueva cara al territorio”, anotó.

Como uno de los retos por delante para que este tipo de proyectos funcionen, los participantes del panel hicieron un llamado a los colombianos a consumir más café de calidad, pues una mayor demanda se traducirá en ingresos para las familias productoras y de quienes viven de su comercialización en Colombia, lo que a su vez se traducirá en mayor desarrollo para amplias zonas rurales del país, incluidas las más golpeadas por el conflicto.

Elevar las compras empresariales e institucionales también ayudará a elevar este consumo interno.

Cafés de Colombia Expo, la feria de cafés especiales más importante de América Latina y el Caribe, cada año congrega a toda la cadena de valor del café, desde la semilla hasta la taza, y su edición 2019 concluye mañana domingo en Corferias.

Además de los principales representantes de la industria, incluidos productores, entidades de la institucionalidad cafetera, fabricantes y distribuidores de maquinaria e insumos, cadenas de cafeterías, baristas, catadores, exportadores y comercializadores del grano, la feria se ha ido consolidando como un espacio abierto a todo público en torno a la bebida nacional.

Además de la gran muestra comercial y de la gran diversidad de cafés que produce el país, con más de 100 expositores en 6.000 metros cuadrados, este sábado finalizó una nutrida agenda académica que permitió al público asistente enterarse de aspectos relevantes, innovaciones o últimas tendencias del sector.